Contact Us

Use the form on the right to contact us.

You can edit the text in this area, and change where the contact form on the right submits to, by entering edit mode using the modes on the bottom right. 

         

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

P1010755 (1).jpg

El Comienzo

Where do we begin?

 

El Comienzo

It all began with an idea, what if we rode horseback across Patagonia?

Just a guy and a girl, two dogs, three horses, and 1000 kilometers traversing the wild Patagonian backcountry...

 
 
 Traveling across Patagonia on horseback

Traveling across Patagonia on horseback

Abriendo Caminos: Un viaje por la Patagonia

Lo que comenzó como una loca idea de montar a caballo por la Patagonia se convirtió en una experiencia que cambiaría el curso de nuestras vidas. Cuando creamos nuestra idea por primera vez, se desarrollaron un millón de planes, desde plazos estrictos para comprar y entrenar a los caballos, hasta la planificación logística para encontrar locales y mapear una ruta. A medida que se acercaba el momento de nuestro viaje, nos dimos cuenta de que este era un viaje que debía desarrollarse fuera de los límites de un plan estricto; entonces, decidimos que estaríamos mejor preparados para cualquier cosa, en lugar de tratar de prepararnos para todo.

En enero de 2016, empacamos nuestra casa en Pucón y nos dirigimos al sur con nuestros dos perros. ¿Nuestro plan? Hacer dedo a lo largo de la Carretera Austral hasta Villa O'Higgins, el "fin" de la Carretera Austral en Chile. Una vez que logramos llegar allí, comenzábamos el proceso de encontrar tres caballos para comprar y cabalgar tan al norte como pudiéramos; nuestra idea era cabalgar todo el camino a casa hasta Pucón, pero la salud de nuestros caballos y la imprevisibilidad de lo que podía ocurrir en las profundidades de la naturaleza de la Patagonia en última instancia dictaría qué tan lejos podríamos montar. De una manera u otra, llevaríamos a todo el equipo de regreso a Pucón.

El primer mes lo pasamos acampando en Villa O'Higgins, conociendo a las familias locales que habían vivido en la región por generaciones. ¿Cómo se puede comprar caballos en la Patagonia? Con mucha paciencia Crear confianza en la comunidad local fue una parte esencial de este paseo. A medida que los lugareños nos conocían a nosotros y nuestras intenciones, reunimos a nuestro equipo equino de criollos chilenos fuertes y valientes y la primera parte de nuestra ruta.

Aunque actualmente no existe un sendero natural ininterrumpido que atraviese la región, armamos una ruta única basada en el terreno que encontramos y el acceso que recibimos mientras viajábamos hacia el norte. Nos tomamos nuestro tiempo para reunirnos y escuchar a los lugareños (locales)y conectarnos con los propietarios de la tierra y los cuidadores a medida que pasábamos por la región. Seguimos ríos durante días hasta que llegamos a las bocas de los glaciares de donde nacieron; atravesamos crestas montañosas e innumerables bosques antiguos del sur de la Patagonia utilizando antiguas rutas pioneras que  han sido olvidadas. Seguimos los senderos sin marcas o señales guiados por las historias de los pocos gauchos locales que todavía los usaban para trasladar animales al interior del país. Cuando fue necesario, seguimos caminos de tala antiguos e incluso pasamos un poco de tiempo cabalgando a lo largo de la infame Carretera Austral.

Pasamos tres meses cabalgando hacia el norte, abrazando por completo los elementos de la Patagonia y sintiéndonos totalmente abrazados por su gente. Cuando nos acercamos a Puerto Cisnes, decidimos que era lo mejor para la salud de nuestros caballos que llegáramos a casa para darles un descanso. Además evitar el invierno extremo que nos alcanzo, semanas de lluvia helada nos vestía cuando nos despertábamos todas las mañanas en carpas frías y equipos congelados. Una vez que llegamos a puerto cisnes , cargamos nuestros leales caballos y cachorros en un bote y navegamos a través de los fiordos de la costa patagónica, hacia Chiloé. Desde Chiloé terminamos el último tramo de nuestro viaje en camión, la primera vez que usamos un vehículo desde que compramos nuestros caballos en Villa O'Higgins. 


Long Riders Juntos: Una manada destinada a encontrarse unos a otros

Nuestra aventura no terminó en la Patagonia. Poco después de llegar a Pucón y establecer nuestros criollos Patagónicos en un país volcánico, un giro del destino trajo cuatro valientes y audaces caballos de larga distancia a la manada y a nuestros corazones.

Justo antes de partir hacia la Patagonia, nos contactamos con el Gremio de jinetes larga distancia (long riders guild) y nos animaron a contactarnos con Matty Hannon, quien también estaba a punto de iniciar un viaje a caballo de larga distancia con su novia Heather. Matty y Heather se habían embarcado en una expedición de surf de varios años, viajando en motocicleta desde Alaska a Pichilemu, Chile. En Pichilemu decidieron cambiar sus Motos de poder mecánico por una potencia natural y continuar su viaje hacia el sur a caballo.

A través de intercambios de correos electrónicos aleatorios, encontramos una amistad virtual fácil a lo largo de la distancia mientras Heather y Matty viajaban hacia el sur a lo largo de la costa de Chile con sus cuatro caballos nosotros viajamos al norte a través de las montañas patagónicas. Cuando llegamos a Pucón, Matty y Heather habían llegado a Concepción y estaban contemplando el final de su viaje a caballo

 Long Riders united in southern Chile  From left, Greta with Harimau, Matty with Blacky, Alejandro with Salvador, Heather with Pichi

Long Riders united in southern Chile

From left, Greta with Harimau, Matty with Blacky, Alejandro with Salvador, Heather with Pichi

Como se descubrió rápidamente, es un reto vender caballos a un buen hogar justo antes del invierno. Puede ser costoso alimentar a un caballo durante los duros y largos inviernos aquí, y debido a que existe una próspera industria de la carne de caballo en Chile y se consume regularmente, los carniceros están dispuestos a pagar un precio particularmente alto. Matty y Heather estaban atormentados por la perspectiva de vender sus caballos a alguien que solo se daba vuelta y los vendía por carne hacerle ganancia. Cuando nos preguntaron si estaríamos dispuestos a agregar cuatro caballos más a nuestra manada, nos sorprendió un poco la sincronicidad de todo, a pesar de estar poco abrumados. En ese momento no teníamos idea de lo que haríamos con siete caballos, o de cómo podríamos siquiera alimentarlos durante el largo invierno, pero en nuestros corazones sabíamos que éralo correcto, teníamos que decir que sí. Cabalgaron hacia el sur y finalmente nuestras dos manadas de excursionistas de larga distancia se convirtieron en una, y nuestra pequeña banda de tres se convirtió en siete.

IMG_1902.jpg

CuraKuda Nace 

¿Cómo podemos construir un negocio que pueda ser útil para el bienestar de los caballos, el bienestar del medio ambiente, el bienestar de nuestras comunidades y para garantizar nuestro propio bienestar?

Esta es la pregunta que comenzó todo.

Para nosotros, la llegada de estos caballos a nuestras vidas fue una clara invitación a construir algo significativo aquí en Chile. Los caballos serían una parte clave de eso, pero participarían como socios, no como activos financieros. Sobre todo, nos comprometimos a garantizar que estos caballos sean tratados con amor y respeto en todo momento, por el resto de sus vidas.

Ambos crecimos con caballos y somos jinetes experimentados. Tenemos una formación diversa en una variedad de disciplinas trabajando con caballos. Después de haber completado un largo viaje propio, nos sentimos bien equipados para comenzar una empresa de trekking de caballos. Pero, cuanto más consideramos la tensión y stress que las caminatas constantes en el campo podían poner en la salud de los caballos, más nos sentimos atraídos por llevar nuestro trabajo a un nivel más profundo.